¡Somos iguales! Una lucha y un pequeño paso hacia la equidad de genero

igualdad.jpg

Hace apenas algún par de días vi a Elizabeth Nyamayaro a través de TEDx Talks hablando sobre las complicaciones que aún existen en el mundo en el tema de equidad de género para las mujeres. En su plática titulada "An invitation to men who want a better world for women" (Una invitación para hombres que quieren un mejor mundo para las mujeres), Elizabeth comienza hablando sobre una experiencia personal en sus años de infancia y la serie de hechos que la condujeron a tener una mejor vida y mayores oportunidades, pero que al mismo tiempo la llevarían a experimentar por primera vez el sentimiento de desigualdad, así como otros acontecimientos que la marcaron y la llevaron al camino del activismo por los derechos de la mujer.

El tema de la lucha por la equidad es algo que hemos escuchado repetidamente a lo largo de nuestras vidas. Probablemente lo escuchamos tanto que rara vez roba nuestra atención y el asombro se ha ido perdiendo. En el mundo actual resulta incluso ajeno para muchos de nosotros pensar en la desigualdad de género. Muchos somos parte de una generación a la que nos tocó ver un mundo en el que parece que las mujeres lo tienen ya todo. Algunos incluso pensamos ver un movimiento feminista maduro en el que pareciera que casi todo está logrado y que no queda mucho por hacer. Vemos ejemplos de mujeres que tienen una voz, mujeres con poder, mujeres que son líderes, mujeres empresarias, líderes de opinión, mujeres en el mundo laboral y en muchos otros ramos, pero mientras para algunas mujeres la equidad es una realidad, solo falta girar la mirada un poco hacia otro lado para darnos cuenta que la equidad de genero pareciera ser aún una utopía para muchas otras. Incluso podríamos observar un poco más a fondo la situación de todas esas mujeres que ante nosotros viven en un ambiente equitativo para darnos cuenta las deficiencias que aún existen y cómo la realidad es una apariencia después de todo.

Puede que la lucha por la equidad de genero haya comenzado por un grupo de mujeres dispuestas a exigir el lugar que les corresponde en la sociedad, cómo tomadoras de decisiones y del control de sus vidas. Pero no solo eso, sino también de abatir el sistema que las consideraba (y que en muchos de lugares del mundo las sigue considerando) como un ser inferior no solo al hombre, sino que intrínsecamente, al de un ser humano al desconocer los derechos humanos fundamentales. Pero muchas mujeres y muchos hombres hemos aprendido a través del tiempo y las generaciones la lección y reconocemos que tenemos el mismo valor; reconocemos que muchos tenemos los mismos sueños y reconocemos que también deberíamos tener las mismas oportunidades.

Volviendo al punto de lo ajeno que podría sonar que hoy en día hablemos de inequidad como parte de nuestra agenda social como un tema prioritario. No es necesario hacer mucho esfuerzo para pensar un poco en las mujeres que rodean nuestras vidas y descubrir tristemente que esta se trata de un tema que sigue siendo una realidad. Es entonces cuando el tema no resulta tan absurdo después de todo. Lo más estremecedor es que los casos son muchísimos y variados. Puede que la mayoría de ellos ni siquiera parezcan lo suficientemente graves y demasiado inocentes como para prestarles atención y algunos otros son una injusticia u omisión constante y repetida a la que simplemente todos nos hemos acostumbrado.

La lucha por equidad de genero no es, ni debería ser una tarea solo de las mujeres. También es una parte fundamental de la agenda individual y social de los hombres. Parte fundamental de la agenda individual y social de todo ser humano. Posiblemente para muchos de nosotros no es un tema en nuestras vidas, pues reconocemos a la mujer como un igual. No tenemos problemas con tener a una mujer como autoridad o como jefa. No tenemos problemas con recibir ordenes de ellas. No tenemos ningún problema de trabajar junto con ellas, ni de recibir una llamada de atención de ellas cuando algo hemos hecho mal. Tampoco tenemos problema en que sean ellas la que nos inspiren y que sean un ejemplo en nuestras vidas; de la misma manera en que muchos hombres significan todo lo anterior para nosotros. Pero aquí hay ocho puntos por los cuales, aunque esto sea así para nosotros, aún debería ser tema*:

  1. Alrededor del mundo, casi un tercio de todas las mujeres que han estado en una relación, han experimentado alguna forma de violencia por su pareja íntima.
  2. Mujeres y niñas conforman tres cuartas partes de todas las víctimas de tráfico de personas.
  3. A nivel global, mujeres y niñas continúan con una falta de acceso a los servicios de salud y de información. En países con un ingreso de bajo a medio, las complicaciones durante el embarazo y el nacimiento de niños encabezan la causa de muerte de niñas entre los 15 y 19 años de edad.
  4. La niñas y mujeres representan dos tercios de la población mundial analfabeta. A pesar de que hoy más que antes, las niñas acuden a la educación primaria, aún persisten las brechas de acceso a la educación entre niños y niñas en muchas regiones.
  5. Globalmente, las mujeres dedican de una a tres horas más a las labores del hogar que los hombres y dedican de dos a diez veces más de cantidad de tiempo por día actividades de cuidado en comparación con los hombres; esto incluye la nutrición de los niños, el cuidado de adultos mayores y situaciones de enfermedad.
  6. En promedio, las mujeres perciben entre un 10 y un 30% menos de salario en comparación que los hombres por las mismas tareas.
  7. Alrededor del mundo, las mujeres tienen menores probabilidades de tener posiciones de liderazgo en compañías y negocios.
  8. Las mujeres comprenden tan solo el 21.8% de las posiciones parlamentarias alrededor del mundo, a pesar de no existir virtualmente restricciones para mujeres para la postulación de cargos públicos.

HeforShe es una campaña mundial apoyada por la Organización de las Naciones Unidas que se describe a si misma cómo "un movimiento solidario para la igualdad de género". Su objetivo es sumar a los hombres a la lucha por la igualdad de género como parte de un tema de la agenda mundial en cuestión de derechos humanos. Esta campaña nació como una respuesta de Elizabeth Nyamayaro que se fue construyendo a través de varios años, después de tener un "despertar" hacia la desigualdad de géneroLa historia completa y su presentación de este proyecto la puedes ver dentro de su plática para Tedx Talks.

La igualdad de género no es sólo un asunto de las mujeres, sino un tema de derechos humanos que requiere mi participación... -- HeforShe

Hombres de todas partes del mundo se han sumado a este proyecto. Además de que existimos muchos hombres que creemos y deseamos la igualdad de género. HeforShe es una gran oportunidad para unirse a esta causa y poner un granito de arena que acelere este cambio que ya se está dando. Recordemos que nuestras acciones deben de ir más allá de una campaña y llevar todo esto a nuestra vida diaria. No siempre es que deseemos conscientemente ser el obstáculo en el camino, pero a veces lo somos. Por ello es importante hacer una reflexión y cambiar todos aquellos puntos que detienen el camino hacia la equidad de genero.

Si quieres unirte a HeforShe, puedes hacerlo a través de su sitio web: http://www.heforshe.org/es

Si quieres ver la participación de Elizabeth Nyamayaro en TedxTalks, puedes hacerlo aquí.

Links recomendados:

*Fuente: HeforShe, GENDER EQUALITY FACTS, STRATEGY OVERVIEW