"Inspiración trendy": Un estilo de vida

insp_LifeStyle

Es casi seguro que alguna vez has experimentado un "momento de inspiración", ya sea al mirar al cielo, al observar algún trabajo artístico, al conducir tu auto a casa, al conocer a una nueva persona, después de dar dos clícks en tu ordenador o al estar recostado en cama tratando de reconciliar el sueño.  Estos momentos se pueden vivir una o más veces al día sin restricciones. Pero cuando son vividos tan frecuentemente, no podemos estar hablando de otra cosa más que de la inspiración como estilo de vida. ¿Alguna vez te has preguntado de dónde obtienen las personas creativas tantas ideas? ¿Qué las hace adquirir un estilo y porque este mismo estilo se encuentra evolucionando constantemente? La inspiración es más un reflejo que una reacción voluntaria.

La mayor parte del tiempo vivimos sin necesariamente estar buscando esos momentos de inspiración. Llegan por si solos, sin aviso alguno y sin importar la hora,el día o nuestras ocupaciones. Simplemente aparece y atrapa nuestros pensamientos por un corto o largo periodo de tiempo. Puede que la mirada se quede fija o simplemente liberamos una sonrisa. Algunas veces se trata de un momento ¡Aha! Es decir, entiendes repentinamente algo que ya había tratado de comprender tiempo atrás. Los más prácticos toman nota inmediatamente o recortan el pedazo de revista o periódico para almacenarlo y revivir ese momento más tarde en la intimidad de su espacio creativo.

Ya sea en el consciente, sobre un pedazo de papel, en el teléfono o en el subconsciente, los momentos de inspiración que recolectamos permanecen ahí, o por lo menos parte de ellos, formando un gran archivo. Cuando los utilizamos, es normal que no lo hagamos de manera literal y en muchos casos tampoco de manera intencional. Esa es una de las virtudes de la inspiración A veces es retroalimentada de manera tan discreta que ni nosotros mismos nos damos cuenta, pero después, simplemente aparece al momento de crear.

La inspiración es un estilo de vida bastante fácil. Llega inesperadamente, en todo momento y por todos lados. Usa cualquier pretexto para atrapar nuestros sentidos y alimentar a nuestro espíritu creativo. Incluso en aquellos momentos en que decimos buscarla y sentimos que brilla por su ausencia. No es que no esté ahí, simplemente que estás buscando por algo específico y muchas veces ese algo tarda un poco más en llegar. Pero en el proceso de búsqueda se atraviesan muchas otras ideas inspiradoras, que no necesariamente resuelven el problema, pero que llegan a ti sin haber sido solicitadas.

Las mejores y más bellas cosas del mundo no pueden ser tocadas o vistas-deben ser sentidas con el corazón. -- Helen Keller.

Reconocer a la inspiración como parte de nuestras vidas , es un paso fundamental en todo proceso creativo. Es estar atento ante los momentos de inspiración, vivirlos y disfrutarlos. Es material que entra a nuestros pensamientos y que muy probablemente volverá a ver la luz transformado como un elemento de nuevas creaciones. La inspiración puede volverse un estilo de vida cuando sabes reconocerla. Un estilo sano que suma y que crea, pero como toda acción, está llena de responsabilidad y controlada por nuestras decisiones. Aún así, no deja de ser una gran experiencia diaria a la que probablemente no le faltará nunca color, palabras, pensamientos, formas, movimientos, sonidos, notas y muchas cosas más.

¿Es para ti la inspiración un estilo de vida? ¿Cómo la vives?

Links recomendados: