Beats de productividad: Música, ideas y trabajo

Musica_pr

¿Eres de los que disfruta estar acompañado de un poco de música? Entonces seguro que sabes perfectamente de lo que estamos apunto de hablar. La música es una excelente compañera cuando realizamos actividades. Ya sea en la oficina, mientras se escribe un texto, mientras se arma un modelo, cuando se hace el aseo, al estar conectado a redes sociales, mientras se prepara una presentación o posiblemente en una larga noche esperando acabar ese trabajo urgente para el siguiente día. Escuchar música es sin duda inspirador, tanto que a veces nos descubrimos tarareando nuestras canciones favoritas y somos sorprendidos al notar que nuestros talentos vocales han atraído la mirada de las personas a nuestro alrededor. También es una actividad revitalizante y una fuente de energía para nuestra motivación. El tiempo pareciera transcurrir más rápido o simplemente con más suavidad.

Un estudio publicado en el año 2005 por la Society for Education, Music and Psychology Research (Sempre), titulado "The effect of music listening on work performance" ( El efecto de escuchar música en el desempeño del trabajo) midió los efectos de escuchar música en el trabajo, específicamente en un grupo de desarrolladores  de software y llegó a interesantes conclusiones, de las cuales aquí se mencionan algunas. En primer lugar, la calidad del trabajo aumentó en aquellos periodos de tiempo en los que las personas estuvieron escuchando música. Además señala de un efecto significante en la relación "tarea-tiempo", ya que con la música, las personas dedicaron mayor tiempo del planeado a sus tareas y con ello incrementaron su productividad.

Un artículo de The New York Times al respecto señala que los sonidos melodiosos inducen a la liberación de dopamina creando una sensación de recompensa en el cerebro. Además señala que las personas que escuchan música mientras trabajan tienen mejores ideas que aquellas que no lo hacen, gracias a que la música mejora su estado de ánimo. El tipo de música que se escucha para realizar ciertas actividades podría impulsar o entorpecer los resultados de trabajo. Según el artículo del NYT, escuchar música sin textos podría ser más eficaz.

Desde mi propia experiencia, considero que este último punto es relativo. Normalmente dependiendo de que actividad esté realizando es el tipo de música que elijo. Por ejemplo, mientras estoy escribiendo, evito los textos y los beats; me resultan de gran distracción. En su lugar prefiero música un poco más lenta y suave como el Jazz. Pero mientras estoy dibujando o construyendo un modelo, casi cualquier tipo de música funciona, por supuesto que siempre en función de mi estado de ánimo.

La música puede traernos de vuelta al momento presente. -- Dr.Sood para el NYT

Escuchar música es una experiencia personal que puede hacer más placentera nuestras actividades. Para cada individuo tiene un significado especial y puede que los efectos varíen. Los estudios dicen que puede mejorar nuestra productividad y estimular la creación de ideas, lo cual puede ser traducido como un estimulante de la creatividad. También es posible que sus efectos con texto o sin él, vayan más allá que el balbucear algunas palabras en voz más alta de lo deseado. Aún así, lo importante es autoconocerse y explorar que es lo que mejor te funciona. Al final la música es una gran compañera y suele hacer de cada momento algo especial. Así que adicionarla a nuestro proceso creativo o de trabajo, puede que no sea tan mala idea después de todo.

¿Escuchas música mientras estás ocupado en otra actividad? ¿Qué papel juega la música en tus actividades?

Links recomendados: