Entre X y Y. Viviendo en medio de "un sandwich generacional"

TCBx_Sandwich.jpg

Seguramente has escuchado sobre aquella clasificación de generaciones según el periodo de tiempo en que naciste. Sí es así, probablemente que ya sabes a que generación perteneces, pero si no... ¡Felicidades! Es posible tengas una vida con menos complicaciones y problemas de identidad que aquella que nos tocó vivir a los que nacimos en el "sandwich generacional"; entre los X y los Milenial o Y. (Todos aquellos nacidos aproximadamente en la década de los ochenta y principios de los noventa). Aquellos que nacimos en medio de ese misterioso umbral, sabemos emplear una máquina de escribir, pero también dominamos una computadora. Sabemos cómo marcar desde un teléfono con disco, pero también manejamos con gran habilidad las pantallas táctiles de nuestro smartphone. Sabemos donde encontrar la información entre pesados tomos de una enciclopedia, pero también somos adictos a buscar información en Google. Ser el queso del emparedado tiene sus consecuencias y la manera en que percibimos al mundo es una de ellas. A diferencia de nuestros padres, no solo tuvimos que aprender todo dos veces, al igual que ellos, sino que no nos resistimos al cambio y por lo general nos sentimos como pez en el agua tanto en el ambiente analógico, como en el digital.

En lo personal me disgusta el término "retro", en especial desde que los noventas, e incluso el principio de los 2000, están incluidos. Pero recordemos que en ese entonces los televisores aún eran voluminosos y ni siquiera tenían una pantalla plana. Y que decir de la aquella tan familiar orquesta en tonos que se escuchaba en nuestros gigantescos ordenadores cada que nos conectábamos a Internet.

Puede ser un viaje a la nostalgia, pero también es reconocer las virtudes que tiene haber nacido en medio de este sandwich generacional. Somos el puente entre dos generaciones, entre dos mundos y entre dos maneras de hacer las cosas. Vimos al mundo transformarse en digital y aún así nos sentimos integrados y cómodos. Se trata de un estilo de vida que impactó a toda una generación y el cual vivimos de manera un tanto inconsciente.

¿Eres el queso del sandwich? ¡Dinos que piensas!

Links y bibliografía recomendada: