El detalle está en el diseño

TCBx_Detalle.jpg

¿Alguna vez te has preguntado porqué unos lugares son más agradables que otros a pesar de cumplir la misma función? ¿O porqué tomar tu café en tu taza favorita es una experiencia más placentera? ¿Alguna vez te has enamorado de un objeto? Si es que respondiste sí a una o más de estas preguntas, entonces es muy probable es que la causa sea tu avanzada experiencia con el diseño.

El diseño transforma cualquier experiencia y la maximiza a través de los sentidos. Cuando algo es agradable ante nuestros ojos, también es agradable a nuestro gusto y probablemente a nuestro estilo de vida. El que las cosas sean "bonitas" no es una coincidencia. Casi siempre detrás se encuentra un alma creativa que ha hecho cada trazo, cada curva, cada línea, cada forma de manera consciente y antecedida de una intención.

Sí, algunas formas o combinaciones son reveladas por un accidente, pero el juicio del diseñador siempre está de por medio para decidir qué accidentes permanecen y cuales se van. Además de acudir a un proceso de refinamiento en caso de ser necesario.

El diseño es solo una parte del estilo de vida y todo estilo está compuesto de detalles, lo que hace del diseño un fenómeno compuesto. Son las pequeñas partes las que construye un todo y a veces el todo suele estar hecho a su vez de más elementos compuestos. El diseño es diverso, dinámico e innovador. Incluso volver a los básicos siempre significa un paso adelante.

¡Todo es diseño! Y hasta ahora no conozco a nadie que se pueda declarar "exento". Cuando hablamos de diseño, normalmente se vincula a un mundo impregnado de estética, belleza y armonía. Pero también existe un lado B. Un mundo del diseño que involuntariamente renegamos. Se trata de todo aquello que no necesariamente es agradable a la vista. En varios casos, el diseño tiene una mera finalidad funcional, es decir, cubrir una necesidad o resolver un problema, dejando al lado estético en segundo término. También hay un grupo de detractores que aseguran no tener nada que ver con el diseño. Pero incluso ellos pertenecen a este mundo. Formar una imagen que quiera reflejar lo opuesto, es por si solo un proceso lleno de elecciones, cuya intención es diseñar a ese ser anti-diseño.

DYD_CHICO

El diseño tiene un comportamiento democrático. Es solo una persona la que diseña, pero son las masas las que lo adoptan. Es así como vemos constantes tendencias que van cambiando con el tiempo. Nuevos materiales aparecen, otros se van y unos más regresan. Las paletas de color en objetos cambian, evolucionan y pueden iluminar desde pequeños acentos hasta grandes superficies.

El diseño es el pensamiento hecho visual – Saul Bass

No está mal recordar de vez en cuando aquel hermoso mundo de diseño en el que vivimos. El diseño no es un fenómeno snob. El diseño está al alcance de todos y es consumido por todos. Apreciarlo no solo incrementa potencialmente las sensaciones en nuestras experiencias, sino que además nos lleva a tomar mejores elecciones para rodearnos de un ambiente que refleje lo mejor de nosotros y que paralelamente  nos brinde comodidad. ¡Tú decides cómo vives el diseño y cómo es que lo integras a tu vida!

¿Qué opinas del diseño? ¿Cómo lo vives?

Links recomendados: