Objeto de mi admiración...

Hablar de las personas que admiro nunca ha sido tarea fácil para mi. La lista es sin duda enorme y muchos de ellos son personajes un tanto excéntricos y controverciales. Para mi la admiración por alguien es un tema bastante personal. Cuando alguien es objeto de tu admiración, esa persona forma automáticamente parte de tu vida, pues de alguna manera eres tocado por sus acciones y algunas decisiones. Existe algo que te impulsa y sin duda alguna sentirte identificado con ellas libera alguna que otra dosis de dopamina...

Curiosamente he notado que no estoy de acuerdo al cien por ciento con todas las opiniones y acciones de las personas que admiro; más sin embargo esta no es una señal de incongruencia. Necedad sería negar que los seres humanos nos desenvolvemos en diversos aspectos, algo así como capas, y algunas de ellas trascienden más que otras, otras de ellas son simplemente más radiantes y como en todo, también tenemos aquellas de las que no necesariamente nos sentimos orgullosos. Es así como dentro de mi catálogo personal de admiración también se encuentra uno que otro placer culposo... Claramente es ésta otra de las razones por las cuales la admiración por alguien es algo muy personal.

Lo más valioso de aceptar (personalmente) que alguien que admiras influencie tu vida, es cómo de manera consciente o inconsciente influye tus acciones y pensamientos. Puede que solo se trate de un despertar, pero para muchos otros puede que se haya significado todo un estilo de vida. En mi caso personal se ha tratado de tomar un poco de varias personas. Muchas de ellas se han significado para mi un despertar, otras de ellas un ejemplo y algunas más admiración pura. Aunque como ya lo he dicho, algunos personajes marcan tu vida, también hay aquellos que simplemente te roban una exclamación. --¡Qué bueno(a) es!-- me digo a mi mismo en algunas ocasiones lleno de sorpresa y alegría. Podría tratarse de la simple sorpresa de lo mucho que aprecio el trabajo de alguien y aunque no es precisamente algo que me gustaría hacer, la pasión y la constancia que hay detrás mueven algo dentro de ti, que simplemente te recuerdan lo importante que es esforzarte cada día para ser una mejor persona.

Admirar vs "fanear". En alguna ocasión entre pláticas escuché que la diferencia entre estos dos términos era unadelgada línea; sin embargo yo no estoy de acuerdo. Para mi ser fan de alguien significa centrar una parte de tu vida o el total de ella en una persona. Es seguir a alguien por el simple hecho de sentir un bienestar, algo así como un tipo de adicción por una persona. El admirar a alguien significa dejarte inspirar por él o por ella, pero no necesariamente forma parte de alguno de los  centros de tu vida. También pienso que es posible la coexistencia de ambos fenómenos, aunque no tengo claro dónde comienza ese punto de inflexión en su coexistencia.

¿A quiénes admiro? Creo que ese será material para otra entrada, pero por el momento creo que lo importante es reconocerles como parte de nuestra vida y probablemente como una pieza más de nuestra identidad. Al final se trata de una cadena. Me atrevo a decir que todos admiramos de una forma u otra a alguien y ese alguien admira a alguien más.

¿Qué opinas? ¿Quién es el objeto de tu admiración?

Nota: Publicación de Freellustration_BLOG. Freellustration es un espacio que antecedió The Creative Bad y todas las publicaciones fueron importadas a este espacio.