Reflexión: Un momento para disfrutar…

Todos tenemos aquellos pequeños momentos que nos brindan algo de felicidad cuando “ponemos manos a la obra”. Se trata de aquellos instantes en los que hacemos esas pequeñas cosas que tanto nos gustan y que hacen que el tiempo fluya como el agua…

Justamente suelen ser los instantes que desearíamos duraran una eternidad, los que parecen transcurrir más rápido.  Pareciera no tener explicación, pero cierto es que esos momentos nos hacen sentir tan bien, que para algunos tener ese espacio puede convertirse en una obsesión.

Lamentablemente no siempre podemos darnos ese espacio y a veces somos obligados a tomar una pausa. Pero esa parte también tiene su encanto… Posiblemente si no acumuláramos en ocasiones toda esa ansiedad, el liberar nuestra creatividad no sería tan satisfactorio.

Cómo ya hemos hablado en otras ocasiones, a veces dejar tanto tiempo las ideas al aire genera que se desvanezcan en el olvido y en los casos más desafortunados que no quede ni el mínimo rastro de ella que más tarde nos permita volver a retomar el tema. Pero afortunadamente no es tan dramático este asunto, pues bien se dice que “así es la vida” con sus altos y bajosla inspiración creativa no está exenta de ello.

No importa cuántas veces nos digan que deberíamos de hacer un espacio en nuestra agenda para trabajar en aquellas actividades que nos gustan. Pareciera ser un consejo inútil, pues el deseo no falta, pero el tiempo no sobra. Así que tal vez lo más sensato sea aconsejarte el disfrutar intensamente esos momentos cuando tienes la oportunidad de vivir tu explosión creativa, sin importar cuando ocurran… Es probable que tengas que retomarlo una y otra vez, pero ten en cuenta que en la perseverancia siempre traerá sus recompensas. ¡Felices trazos! 

Nota: Publicación de Freellustration_BLOG. Freellustration es un espacio que antecedió The Creative Bad y todas las publicaciones fueron importadas a este espacio.