¡Una emoción, un tema!

 Nuestras vidas están llenas de eventos y ocasiones especiales que nos provocan emociones. A veces estamos en nuestro mejor momento y a veces no queremos que nadie se nos acerque, pero cada uno de estos altibajos es una oportunidad para contar una historia a través de trazos y colores…

Curiosamente las musas suelen visitarnos cuando estamos invadidos por una emoción. En esos momentos surge una extraña necesidad por expresar algo, pero no siempre todo puede ser expresado con palabras. Entonces tomamos lápiz y papel y dejamos fluir nuestros sentimientos. El resultado no siempre es impactante, pero la sensación de alivio siempre está presente.

Puede que solo se trate del surgimiento de una idea que trabajaremos algún tiempo después. Cuando nuestra necesidad de expresarnos llega de esta manera, es normal detener nuestro trabajo en el momento en el que el bienestar y la calma se han apoderado de nosotros nuevamente. Por ello muchos solemos coleccionar bocetos que a los que tal vez nunca les hemos agregado otra línea, pero el significado personal es especial, a veces tan especial que le damos continuidad en un nuevo proyecto.

Momentos llenos de euforia, tristeza, depresión, éxtasis, emoción, etc. No siempre deseamos tenerlos, pero son tan incontrolables e impredecibles que es una gran suerte tenerlos cuando estamos cerca de nuestros materiales de trabajo, entonces y en el momento preciso, nos dejamos acompañar por las musas.

Nota: Publicación de Freellustration_BLOG. Freellustration es un espacio que antecedió The Creative Bad y todas las publicaciones fueron importadas a este espacio.