La belleza escondida...

Al mirar a nuestro alrededor nos encontramos con una gran cantidad de objetos. A algunos de ellos estamos tan acostumbrados, que simplemente pasan desapercibidos ante nuestros ojos… Pero si tomamos un instante contemplándolos fijamente y tomando un poco de conciencia sobre su presencia, probablemente descubramos la belleza que poseen, aunque algunos se empeñen en esconderla…

Todo objeto creado por el ser humano posee aunque sea mínimamente un poco de diseño. A veces el enfoque está totalmente concentrado en su funcionalidad omitiendo la etapa de diseño antes de su fabricación. Aun así, dentro del proceso de manufactura, se toman decisiones como en la elección de materiales y el acomodo de sus elementos que resultan en un cuerpo que a pesar de que cumple con la tarea para la que fue elaborado, también poseerá, muy probablemente, características que lo diferencian de otros objetos existentes asignados a la misma tarea.

Tal como lo señalamos en nuestro artículo: ¡Qué bonito es lo bonito! La percepción de la belleza es muy subjetiva, pero la intención de dotar los objetos, ya sea completamente o solo ciertos elementos, de ella es casi universal. Buscamos la estética dentro de nuestra experiencia personal y sin pensarlo somos atraídos por ciertos objetos que nos invitan a tenerlos. Este fenómeno se diferencia en cada individuo y es por ello que lo que es de “buen gusto” par alguien, no lo tiene que ser precisamente para el otro.

Parece estar en nuestra naturaleza la personalización de nuestras pertenencias y darles un toque más allá para identificarlo como nuestra pertenencia. Actualmente el mercado nos ofrece una infinidad de opciones para cada producto, que probablemente encontremos algo que se adapte a nuestros deseos. El diseño en este caso juega un papel tan importante como la funcionalidad del producto, debido a que, gracias a él, se potencializa la preferencia hacia él a través del valor agregado.

El diseño es tan plural como lo somos nosotros. Está por todos lados y su tarea es cautivarnos. Para lograrlo se auxilia de los diversos conceptos se belleza; y una vez que lo ha hecho, solo espera pacientemente a que su belleza escondida atrape nuestra atención y finalmente recurramos al diseño a través de nuestras pertenencias para diseñarnos a nosotros mismos.

Nota: Publicación de Freellustration_BLOG. Freellustration es un espacio que antecedió The Creative Bad y todas las publicaciones fueron importadas a este espacio.