El ABC de la espontaneidad…

ABC.jpeg

En nuestra vida nos invaden infinitos momentos de espontaneidad, pero pocos de ellos suelen ser productivos. Naturalmente no se necesita un manual para ser espontaneo, pero si mucha creatividad para canalizarla…

Una de las definiciones sobre “espontaneidad” que nos ofrece el DRAE (Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española) es la siguiente: “Expresión natural y fácil del pensamiento”. Cuando se es espontáneo ni siquiera se piensa en ello, simplemente surge y en sorpresivas ocasiones puede derivar en arrepentimiento.

Somos espontáneos en todos los aspectos de nuestra vida, sin embargo el ABC al que me refiero el día de hoy, corresponde a la espontaneidad creativa.

El canalizar nuestra espontaneidad es muy importante para sacar partido de ella. Así como ya mencionamos el arrepentimiento que se puede experimentar, también es importante mencionar que la mayoría de los momentos quedan en el olvido. Pocos de nuestros momentos espontáneos “brillan”, pues por su propia naturaleza suele tratarse de simples destellos y nada más.

Los tres puntos a continuación seguramente te ayudaran a sacar provecho de esos “chispazos” tan inesperados.

A de ANALIZA: Puedes tomarte un pequeño momento y analizar hacia donde te puede llevar esa idea que acabas de tener. En muchas ocasiones, a través de la visualización del resultado final puedes darle forma a tus pensamientos y materializar esa vaporosa idea en pasos concretos.

B de BUSCAR: ¡Busca una aplicación! No es de sorprenderse cuantas de las ideas que tenemos espontáneamente realmente son productivas o aplicables. El descubrir la aplicación durante el camino no es nada rentable, pues implica utilización de tiempo y recursos. Incluso si decides continuar adelante, solo con el fin de darle vida a tu idea sin esperar nada de ella, es válido. Lo importante es que sea lo que sea, tengas mínimamente claro en que resultara todo tu esfuerzo.

Cde COMENZAR: ¡Comienza a trabajar inmediatamente en ello! Como ya lo hemos mencionado en nuestro artículo “¡Tengo una idea! ¿Y ahora qué?”. Es súper importante no dejar escapar tus ideas, sobre todo cuando ya decidiste que se trata de una buena. Por ello es primordial que empieces de inmediato. Claro que no siempre se tiene el tiempo, las ganas y los materiales al instante, pero aún el plasmar tu idea sobre papel es un excelente comienzo.

Como puedes ver el aplicar el ABC de la espontaneidad no es ningún secreto y mucho menos se trata de una ciencia. Son simples recomendaciones que seguramente te ayudarán a sacar lo mejor de tus ideas y creatividad. Se trata de pasos que seguramente muchos de nosotros ya hacemos, pero en la mayoría de los casos de manera inconsciente. El concientizarlo ayuda a sacar más provecho de nuestro proceso creativo y convertir lo que antes era un “accidente recurrente en nuestras vidas” en una herramienta a nuestro favor. 

Nota: Publicación de Freellustration_BLOG. Freellustration es un espacio que antecedió The Creative Bad y todas las publicaciones fueron importadas a este espacio.