Arte ¡Un maravilloso regalo!

Encontrar el regalo perfecto no siempre es fácil. De hecho no hay regalo perfecto universal, pues los gustos varían según la ocasión y cada individuo. A pesar de ello, regalar arte puede ser una excelente opción. Solo hay que encontrarlo en la forma correcta…

Regalar arte es una muy buena idea y siempre habrá opciones para cada ocasión. Recibir arte como regalo puede provocar una gran sonrisa, siempre y cuando el regalo refleje que tus gustos e intereses han sido tomados en cuenta. También es importante resaltar que no es requisito indispensable que el receptor del obsequio sea un amante del arte, aunque si lo es, seguro tendrás algunos puntos extra.

Muchas personas piensan inmediatamente en un Dalí o un Picasso al pensar en arte; más sin embargo, arte no solo significa pintura, escultura y color. El arte viene en diversas formas, tamaños e incluso sabores. También es un mito que para comprar arte se requiere de una fortuna. Estas y muchas otras ideas son tan solo clichés que alimentan una idea que no nos permite ver que en realidad estamos rodeados de él y que lo empleamos en nuestra vida diaria más de lo que nos imaginamos.

El arte puede ser explícitamente funcional. Muchos de los objetos que pasan por nuestras manos, también han sido intervenidos por un artista y existen aquellos en los que el trabajo artístico aún es más evidente y palpable. Por ejemplo, no tiene el mismo efecto una taza que ha sido impresa con el diseño de un artista en serie, que una taza pintada y/o moldeada por el mismo artista. Los precios pueden elevarse un poco, pero es rentable si pensamos en el valor intrínseco que tiene que alguien haya dejado un poco de sí en un objeto. Si no, simplemente observa el cuidado especial que le dan las personas a estas cosas.

El arte es su forma tradicional, tal y como lo imaginamos también es una excelente alternativa. Sin embargo es de gran importancia tener cierta idea de los gustos del receptor del regalo. Para empezar ten en cuenta que el hecho de que la persona tenga un gusto por el arte incrementa tus probabilidades de éxito. Después deberás obtener informaciones complementarias, como su manifestación artística preferida, su o sus artistas que más le gustan, así como la corriente o escuela por la que se inclina y la época. No se trata de regalar una pieza auténtica de esos artistas, pero si tener un poco de orientación para saber que escoger. Así podemos elegir si regalamos una pequeña escultura, pintura, un dibujo, etc. También nos ayuda a definir el nivel de abstracción y probablemente hasta la gama de colores de su gusto.

Al escoger un regalo es muy recomendable hacer el esfuerzo por neutralizar un poco el gusto personal y anteponer las pistas que hemos recolectado sobre los intereses de a quien vamos a regalar.

La intención de este artículo no es crear una receta en la que el resultado está asegurado; pero sí se trata de elevar las probabilidades de éxito al regalar algo original como lo es el arte. Arte hay para todos y es tan diverso que solo es cuestión de buscar un poco para encontrar el regalo perfecto para cada quien. No podría negar que esta tarea requiere un poco de paciencia y un tanto más de trabajo; pero cuando veas una sonrisa verás que ha valido la pena.

¡Apoyemos a nuestros artistas y al arte! No olvidemos que el arte es para todos y que es importante hacernos conscientes de su presencia en nuestras vidas. El arte ha estado, está y estará a nuestro alrededor. El simple hecho de ser conscientes de su presencia es un gran paso. Consumir arte impulsa el regalo de que haya continuidad de su presencia en nuestras vidas.

¿Y tú? ¿Has regalado o te han regalado arte? 

Nota: Publicación de Freellustration_BLOG. Freellustration es un espacio que antecedió The Creative Bad y todas las publicaciones fueron importadas a este espacio.