¡Poesía entre líneas!

Según Wikipedia, la poesía “es un género literario considerado como una manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio de la palabra…” Bajo este concepto puedo afirmar que he visto en más de una ocasión poesía gráfica en la obra de diversos artistas gráficos…

Continuando bajo esta analogía, podemos rescatar todo lo que se puede expresar con palabras: realidad y fantasía; belleza y crudeza; además de poder detallar tan profundamente como se desee. Cuando leemos una historia, a nuestra mente viene una imagen que es interpretada por cada persona de manera muy personal independientemente de la cantidad de detalles que se proporcionen al respecto.

Cuando miramos una imagen, nuestra imaginación también “se echa a volar” y somos capaces de crear ficción a partir de ella. Así como en el caso de la lectura, las imágenes que llegan a nuestra mente pueden ser infinitas según la interpretación de cada persona. También las historias pueden ser tan plurales que nos sorprenderíamos del sin número de situaciones que se pueden construir para llegar al “momento ilustrado” revelado ante nuestros ojos. Pero no siempre la percepción invita a ver hacia el pasado; también podemos construir un supuesto futuro a partir de las imágenes que deleitan nuestros ojos.

 

No es necesario rebuscar para encontrar una infinidad de ejemplos que confirman lo ya dicho. Con gran popularidad, cuentos infantiles y otras historias han sido interpretados y reinterpretados por artistas, revelando una infinidad de versiones gráficas a partir del mismo material. Pero también ha sido la obra gráfica la que ha inspirado grandes relatos.

Una bondad del arte es que una disciplina no está en disputa con la otra (aunque hay quien se empeña en alimentar esta discusión) y hay quien ha optado por la opción de apoyarse en ambos recursos para contar una historia. El cómic o historietas, la novela gráfica, cuentos ilustrados, entre otros, son dignos representantes de la fusión de ambas formas de expresión a través de una sola persona o interesantes colaboraciones entre un escritor y un artista gráfico.

Si bien el título de este artículo es “¡Poesía entre líneas!”, me alegro que poder concluir que literalmente “entre líneas y trazos” podemos descubrir mucho más que eso. La capacidad del ser humano para imaginar y transitar constantemente entre la realidad y la ficción ha abierto y sigue abriendo un mundo de posibilidades, revelando que el trabajo de un ilustrador no está terminado al trazar su firma sobre su obra y tal vez es al espectador el que tiene la tarea del toque final brindándole continuidad con el toque de su imaginación a través de su interpretación y diversidad de historias.

Nota: Publicación de Freellustration_BLOG. Freellustration es un espacio que antecedió The Creative Bad y todas las publicaciones fueron importadas a este espacio.