Objeto de deseo… Una breve nota.

Aunque el término “objeto de deseo” es originalmente acuñado por el psicoanálisis, hoy en día lo escuchamos para referirnos a todos aquellos productos, principalmente de consumo, que aspiramos a tener y que no necesariamente son inalcanzables. 

Algunas marcas se posicionan como expertas en la creación de dichos objetos. Principalmente reflejan un carácter “aspiracional” que los conecta de manera especial con sus clientes e incluso los enamoran. Es así como inicia un círculo vicioso en el que el cliente no necesariamente se encuentra insatisfecho, pero siempre le es brindada la posibilidad de superar sus satisfacciones e “hipersensibilizar” su experiencia.

No podemos negar que uno de los principales objetivos del diseño es despertar ese deseo. Así como es fácil notar el fuerte vínculo entre un objeto de consumo y la psicología del consumidor. Por ello, finalmente, no suena nada “descabellado” el uso de este término para referirnos a los productos que nos enamoran. ¿Cuál es tu objeto de deseo?

Nota: Publicación de Freellustration_BLOG. Freellustration es un espacio que antecedió The Creative Bad y todas las publicaciones fueron importadas a este espacio.